Oxford Martin School
Creemos que las matrices QXS nos brindarán las ventajas de rendimiento de las unidades de estado sólido al mismo tiempo que mantendrán bajos los costes. Ya contamos con el software de migración [Q-Tier].  

 

Andrew Foulsham
Director de TI, Oxford Martin School

La Oxford Martin School actualiza su infraestructura de almacenamiento con matrices Quantum QXS

La Universidad de Oxford no solo es la universidad más antigua del mundo anglosajón, sino también una de las influyentes. Hasta la fecha, más de 50 Premios Nobel y 50 líderes mundiales se han asociado directamente con ella. La incorporación más reciente a los institutos de gobierno independiente de Oxford es la Oxford Martin School, fundada en 2005. La Oxford Martin School proporciona un entorno único para financiar proyectos que combinan disciplinas que abordan los problemas más importantes a los que se enfrenta el futuro mundial. Hoy en día, aproximadamente 250 investigadores participan en más de 20 programas activos, que abarcan desde innovaciones en ciencias de la salud y la alimentación a métodos de geoingeniería y formas de avanzar en los derechos humanos.

La flexibilidad necesaria para una investigación innovadora

Un equipo de investigación colaborativa requiere un enfoque de TI dinámico y flexible. "Sobre todo, necesitamos seguir siendo flexibles y adaptativos a las necesidades de rápido cambio de los equipos de investigación, y debemos tener la certeza de que mantenemos los datos de los equipos a salvo y siempre disponibles", explica Andrew Foulsham, director de TI del Oxford Martin School Al principio, la escuela empleaba matrices de conexión directa, pero descubrimos que la administración nos llevaba mucho tiempo y la disponibilidad de los datos era un problema.

El cambio al almacenamiento compartido, la virtualización y las matrices Quantum QXS

El equipo decidió pasar a un almacenamiento consolidado y a un entorno de servidor virtualizado. "Sabíamos que un almacenamiento centralizado sobre un SAN podría incrementar la velocidad de acceso de los equipos de investigación, facilitaría la escalabilidad cuando necesitásemos más capacidad y también haría mucho más sencilla la administración de un conjunto de almacenamiento disponible", explica Foulsham. "La virtualización facilitaría y aceleraría mucho la creación de nuevas aplicaciones y shares a medida que nuestros equipos de investigación lanzasen nuevos proyectos, cambiasen los que estén en marcha o se moviesen a distintas ubicaciones. Para una institución dedicada a lograr un mejor futuro, sería también muy importante consumir bastantes menos recursos de alimentación y refrigeración".

Para ayudar a encontrar el mejor enfoque, el equipo acudió a un experimentado integrador de almacenamiento, Park Place Technologies. El equipo escogió VMware para la virtualización y las matrices de almacenamiento híbrido QXS-4 Series de Quantum para el almacenamiento compartido. Las matrices QXS ofrecen una gama de RAID fácilmente escalable que admite un amplio abanico de rendimiento y capacidad a precios competitivos.

Rendimiento más rápido, costes más bajos

La nueva instalación virtualizó aproximadamente una docena de servidores y se conectó a 24 TB de RAID QXS. Además de facilitar la configuración de shares y mejorar la disponibilidad de los datos, el sistema es mucho más rápido. "El primer día que uno de nuestros desarrolladores web usó el sistema, notó que tenía lo que denominaba un ‘rendimiento vertiginosamente más rápido’, y también hemos sido testigos de avances sustanciales en otras aplicaciones", añade Foulsham. "El nuevo sistema también proporciona importantes ahorros a la escuela. Prevemos que ahorraremos decenas de miles de libras al Oxford Martin en los próximos años".

Fiabilidad ejemplar y ruta de SSD en el futuro

El nuevo sistema también ha mejorado drásticamente la fiabilidad. "En los nueve meses desde que lanzamos el sistema, no hemos tenido un momento de inactividad, y el servicio de Park Place Technologies ha sido ejemplar", dice Foulsham. "Desde el principio tuvimos un fallo del controlador en las matrices, pero nunca perdimos el ritmo. El sistema se construyó con redundancia, por lo que seguía funcionando durante todo el evento y, a la mañana siguiente, el módulo de sustitución se instalaba sin ninguna interrupción del servicio".

Las matrices de almacenamiento híbrido QXS también han dado al equipo de TI la posibilidad de incorporar fácilmente SSD a su combinación de almacenamiento. El equipo del Oxford Martin quería el rendimiento de flash, pero usar SSD para todo el almacenamiento era demasiado caro. Las matrices híbridas de Quantum ofrecen la alternativa de agregar una capa de SSD al disco giratorio y usar Quantum Q-Tier™ para mover los archivos más activos al nivel de flash. "Creemos que las matrices QXS nos brindarán las ventajas de rendimiento de las unidades de estado sólido al mismo tiempo que mantendrán bajos los costes. Ya contamos con el software de migración [Q-Tier]".

Ventajas clave

  • El soporte para agregar una capa SSD con distribución por niveles automatizada y en tiempo real proporciona una capacidad de almacenamiento híbrido que ofrece rendimiento en flash a una fracción del coste.
  • La solución de almacenamiento centralizado facilita la escalabilidad, disminuye el tiempo administrativo necesario para la gestión y reduce los costes generales.
  • El entorno SAN de alto rendimiento aumenta el rendimiento y acorta los plazos del proyecto.
  • El sistema mejora la disponibilidad de recursos de almacenamiento y del servidor, e incrementa la fiabilidad en general.
  • El diseño redundante y la organización de soporte con capacidad de respuesta garantizan que los investigadores dispongan de un acceso constante a los recursos.

Sobre el Oxford Martin School

La comunidad de más de 200 investigadores de la Oxford Martin School, de la Universidad de Oxford y más allá, están trabajando para abordar los desafíos globales más acuciantes y las oportunidades del siglo XXI. Cada uno de los proyectos de la escuela reúne a académicos de más de un campo para crear la colaboración necesaria para estudiar y afrontar los problemas globales complejos, incluido el cambio climático, enfermedades y la desigualdad, y cada uno está diseñado para tener un impacto más allá de la academia. La Oxford Martin School respalda proyectos novedosos, de riesgo elevado y multidisciplinares que puede que no encajen dentro de los canales de financiación convencionales porque se cree que romper barreras puede producir resultados que podrían mejorar drásticamente el bienestar de esta generación y las futuras.

Sobre Park Place Technologies

Desde 1991, Park Place Technologies ha ofrecido una alternativa al mantenimiento de hardware de almacenamiento, servidor y red de posgarantía para los centros de datos de TI. Al ayudar a más de 10 000 organizaciones en más de 100 países, Park Place Technologies ofrece una excelente experiencia al cliente, una prestación de servicios superior y una ventaja operativa para empresas que abarcan desde instituciones gubernamentales, de educación superior y sanitarias a proveedores de servicios en el Cloud, pymes y empresas de la lista Fortune 500.